Vasodilatador y activador

del metabolismo cerebral

Trastornos cerebrales

Trastorno del Cerebro - Hipoxia

Es evidente que se produce la inconsciencia rápidamente si la respiración se detiene, o el flujo sanguíneo del cerebro se interrumpe aunque sea brevemente.

A medida que el suministro de oxígeno en el cerebro se detiene, las neuronas cambian rápidamente de aeróbico a metabolismo energético anaeróbico, con el consiguiente descenso en la producción de energía, ¡hasta un 95%!, no siendo suficiente la energía ATP producida para facilitar la actividad eléctrica neuronal y la descarga de neurotransmisores (la base electroquímica para la conciencia). Si los casos de metabolismo aeróbico se mantienen por mucho tiempo, se puede producir un daño irreparable o incluso la muerte celular puede ocurrir debido a que el "servicio de limpieza y mantenimiento" de las actividades neuronales se atrasa o no se produce debido a la escasez de energía.

Para la mayoría de nosotros, caer inconsciente o sufrir una muerte cerebral debido a la interrupción de la respiración o del flujo sanguíneo cerebral no es un problema regular al que nos podamos enfrentar. Sin embargo, de forma insidiosa y con una evolución más lenta, una crisis energética cerebral puede ocurrir y ocurre en la mayoría de la gente en cierta medida durante toda la vida, en forma de arterioesclerosis cerebral, miniderrames o ataques isquémicos transitorios (interrupciones breves del suministro de sangre en el cerebro, a menudo debido a espasmos en los vasos sanguíneos).

En sus primeras etapas, esta crisis energética cerebral puede conducir a unos menores síntomas insidiosos de deterioro de la memoria como pueden ser (hay más pero solo destacamos tres):

  • Confusión ocasional.
  • Fallos de concentración.
  • Dificultades en el aprendizaje.

En una etapa más avanzada de la crisis energética cerebral puede manifestarse como senilidad o demencia senil que, finalmente, puede terminar en coma o la muerte.

Por lo tanto como en la notas de Branconnier: "...la gravedad de la demencia está directamente correlacionada con la pérdida de tejido cerebral funcional, independientemente de la neuropatología primaria. Esta opinión es coherente con la evidencia de los estudios de flujo sanguíneo cerebral, consumo de oxígeno, y la utilización de la glucosa que han demostrado que el metabolismo cerebral de hidratos de carbono (BCM) degenera en una variedad de demencia y que el grado de reducción en BCM está correlacionado con la gravedad de la demencia..."1

El pionero en psiquiatría ortomolecular, Abram Hoffer, ha sugerido que cuando la oxigenación deficiente del cerebro se convierte en crónica, las neuronas cambian a glucólisis anaeróbica como fuente principal de energía. Esto puede proporcionar la energía suficiente (pero escasa) para que las neuronas sobrevivan, pero no proporcionará la energía suficiente para sus funciones básicas como los procesos de señal electroquímica / transmisores. Después las neuronas afectadas de "desconectan", pasando a un estado eléctrico de reposo, "al ralentí".

Sin embargo, si el metabolismo aeróbico se restaura antes de poder causar un daño celular irreparable o la muerte, a continuación, las neuronas y sus funciones pueden ser restauradas.2

1. R. Branconnier (1983) "The efficacy of the cerebral metabolic enhancers in the treatment of senile dementia." Psychopharm Bull 19, 212-19.

2. A. Hoffer & M. Walker, Smart Nutrients, Garden City Park, N.Y.: Avery, 1994.

© 2013
Este sitio web solo tiene el propósito de proveer infromación.
Por favor, consulte con su doctor antes de empezar cualquier programa de salud mental o complemento dietético.

Al acceder a este sitio web usted acepta y está de acuerdo con la Política de Privacidad y la Información Legal del sitio web. A fin de cumplir con la normativa española sobre Publicidad de Medicamentos de Uso Humano, debemos informarle que la información que aparece en este sitio web está destinado a profesionales de la salud.

Si usted no es un profesional de la salud, por favor absténgase de acceder a esta área.